A principios de este año, recibí un correo electrónico alentador de un lector del libro “Venciendo la Lujuria”. Se identificó como DP. Aquí está lo que escribió: Jim, acabo de terminar tu libro … cambió mi vida. Cuando comencé a prestar atención a los pensamientos activos en mi mente, me siento abrumado por el volumen [...]

1 2